La Virgen del Sol ya se encuentra en el interior de la capilla de la Parroquia de San Diego de Alcalá. Finaliza por tanto, la estación de penitencia para la hermandad del Sol.