La Virgen de Guadalupe entra en la calle Jimios, en su camino hacia la Catedral para presidir el Pregón de las Glorias