La Policía salva la vida a una hermana de la Sed


El pasado Miércoles Santo, cuando la cofradía transcurría por la calle Juan de Zoya, concretamente en el nº30, una monaguilla de 3 años que formaba parte del cortejo del Cristo de la Sed, empezó a no respirar debido a un caramelo que obstruía las vías respiratorias.

En ese momento, la Policía presenció ese momento y actuaron de inmediato y procedieron apartar del bullicio a la menor, para practicarle de manera rápida la maniobra de Heimlich. Gracias a esa reanimación, la menor pudo expulsar de su cuerpo el caramelo que obstruía las vías respiratorias y salvarle la vida.

Desde la hermandad, se ha puesto en contacto con la Jefatura Superior de la Policía Nacional para solicitar el reconocimiento público para los 2 agentes, de que la corporación se siente orgullosa de que formen parte de la cofradía durante su estación de penitencia.


La Policía salva la vida a una hermana de la Sed