Lágrimas del Carmen decide recortar camino y regresar a su templo a causa de la inestabilidad meteorológica. En estos momentos la procesión avanza a ritmo ligero por la calle Ayala.